IDENTIFICANDO OPOSITORES AL JURADO

Por: Iván G. Fernández Paz
« “la independencia del Jurado i el buen juicio del pueblo,
sirvieron de correctivo al espíritu menguado de la Lei” [sic] ».
LIBERTAD D'ESCRIBIR – Manuel González Prada.

En incontables exposiciones respecto al tema de “Juicio por Jurados”, se desarrolla cierta sensibilidad en detectar e identificar de manera -casi- objetiva, el perfil o característica de los “anti-juradistas” (pincha-llantas), crasos opositores acérrimos al Jurado o elemental temeroso al cambio de un nuevo sistema de justicia sustentado en democracia; “individuos” que no permitirán la participación plena y vinculante del ciudadano como integrante de un tribunal de Jurados, quiénes con su veredicto (decir la verdad) protegen su entorno social, avalando a un verdadero Poder Judicial.
En el sentido de que, tales “personajes” deben haber sido detectados por nuestro insigne, indómito y conspicuo escritor Manuel González Prada (1844-1918), pues así se percibe en su magistral obra “Horas de Lucha – Nuestros Magistrados”, sus líneas referentes aquí citaré, donde el –´agregado se sobre entiende [sic]´-, en argumento de elemental identificación a opositores; es así que, a través del tiempo éstos no han cambiado, solo se han multiplicado, apuntando a ésta florida fauna tenemos según su orden de proliferación, los siguientes:

1º.  Los inconmensurables “ingenuos”, aquellos quienes creen que las cosas difíciles las puede hacer cualquiera y de hoy para mañana; “como la oveja tardía, siguen el camino de las delanteras [sic]”.
2º.  El infaltable clásico: “no estamos preparados” y pretende profesionalizar todo, “como la ostra, nacen, se multiplican y mueren en el mismo ostral donde sus padres nacieron [sic]”, éstos desconocen que la Justicia es virtud inherente a todo ser humano, siendo la Ronda Campesina ejemplo tangible de hacer un buen trabajo con el tema de justicia.
3º.     Adicionar a lo anterior que, un integrante del Jurado NO se necesita preparación alguna, ser ciudadano honorable basta y sobra; es al interior del proceso donde se le “instruye” respecto al caso en particular, contrasta con la norma que menciona: Ningún operador del derecho puede integrar un jurado, por cuanto hacen “alarde de conocimiento”, situación perturbadora que acarrea prejuicios al momento de deliberar donde se tratan asuntos de Justicia (buscar la verdad) y no de ley.
4º.     Suma de los anteriores, son los que viven a la sombra del arcaico adagio: "Si quieres cambiar el mundo, empieza por cambiar tú primero"; habiendo otro más efectivo que reza: “Se hace camino al andar”.
5º.    Adicionando a los anteriores, aquellos quiénes anteponen Educación a Justicia, sin valorar que nuestro problema NO es del todo la educación, sino el disfuncional sistema de Justicia en el cual paradójicamente laboran los más educados, cultos, e instruidos, ellos los que “adquiere(n) por voto nacional el título de doctor [sic]”.
6º.     El “tóxico”, quien se queja y critica todo, solo habla de su problema, no contribuye al cambio, pero se hace la víctima y sin brindar soluciones, es negativo en extremo; “Si hay reunidas quinientas personas, surgen cuatrocientas noventinueve maneras de solucionar un problema [sic]”. 
7º.   Los “pseudo-iluminados” profesionales que se creen eruditos en materias diversas y  vanaglorian la “cartoncracia”, alardean de títulos y cartones, “porque llevan la cartera rebozando de diplomas universitarios mientras guardan el organismo salpicado de incrustaciones diluvianas [sic]”; y el solo pensar otorgar el poder de la justicia a “ignorantes” del pueblo les provoca escozor y fobia elemental.
8º.     Los económicos: El Jurado resulta oneroso para el País. Como si al paciente (Nación) cancerígeno y en metástasis se le pudiese curar con Aspirina, es obvio que el Juicio por Jurados puede ser caro; pero son las medicinas caras las que curan, no los paliativos.
9º.   Los engalanadores de formas: La justicia se arregla incrementando el presupuesto al sector Justicia, mejor sueldo a Magistrados, más asistentes, oficinas, computadoras, insumos, etc. etc. Situación que sí se ha venido ejecutando –de manera sistemática- desde nuestros inicios como República; no obstante, nunca la forma arregló  el fondo.
10º.  Quienes se proclaman Anglosajones, más “no admiten novedades, se aferran a la enseñanza de su tiempo [sic]”, aprecian películas de Juicios de Hollywood, pero se ciegan al ver a los 12 integrantes del Jurado sentados al lado del Juez.
11º.  El abogado mediocre, aquél que tiene pavor esgrimir argumentos en la vía oral ante el público, pues su zona de confort es apertrecharse en la vorágine cultura del escrito y los códigos, éstos “ignoran que no saber sino códigos es muy pobre saber [sic]”.
12º.  De los letrados, los que presumen ser hombres de derecho y “Demócratas”, litigantes en un Estado Democrático de Derecho, sin conocer que primero se debe de haber democratizado el sistema de justicia; referirles eso, resulta para sus “principios” elemental blasfemia, injuria e infamia, “no aceptan renovaciones porque van agazapados en su concha medioeval [sic]”.
13º.  Académicos de “escritorio”, quienes se pavonean y sin conocer el tema alegan sandeces, no obstante, esgrimen alternativas que por lo general suelen ser aberraciones “haladas de los pelos” imposible de poner a elemental consideración.
14º.  Jóvenes de las facultades de Derecho (hay excepciones), quienes se adoctrinan bajo el pensamiento que el Poder de la Justicia fue creado solo para operadores del Derecho.
15º.  El Conservador (autoritario), opositor acérrimo de cualquier idea Liberal, los del eterno conflicto entre la “Soberanía popular y soberanía de la inteligencia”.
16º. Los corruptos de alta gama y delincuentes comunes de bajo estrato, pues ya no podrán arreglar sus procesos como lo viene haciendo actualmente por lo permisible del sistema.
17º.  El político partidarizado, quién ve en la idea del Jurado votos para su conveniencia, pero al analizarlo el tema, percibe que tal institución democrática resultaría -algo así- como ponerse él mismo la soga al cuello recordando “que en la América Española los gobernantes peores, los más abusivos y retrógrados, fueron abogados [sic]“.
18º.  El magistrado quien se cree dueño del sistema de Justicia y como si fuese su “chacra” particular hace lo que se le bien en gana y porque percibe que el jurado choca con sus intereses mezquinos y mal intencionados.
19º.  El más peligroso, aquél que “petardea” (por lo bajo) ofreciendo atenta contribución o buena  intención, incluyendo “malas” mejoras, con la idea que fracase el tema a futuro.

Según expongo, resaltan apreciaciones subjetivas, temores infundados, opiniones arbitrarias;  recordemos que la instauración del Juicio por Jurado deberá tener cierta presión popular; los “Pro Juradista” deben identificar al opositor del cambio; concluyo, no sin antes mencionar de manera directa: ¿Si usted es “anti-Juradista”, cuál de las  líneas arriba lo identifica mejor?

En Justicia tenemos, lo peor de lo peor

Estimados, los invito a leer reciente entrevista, en espera de sus atentos comentarios. Saludos
Medio: Semanario Expresión – Edición: Nº 1015.
Tema: "En Justicia tenemos, lo peor de lo peor". 
Semana: Del 2 al 9 Junio de 2017.
Entrevista en: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1676023982415413&id=1005909709426847

18 años: Mayoría de edad.

HOY DÍA ESPECIAL “PROYECTO JURADOS”
Todo empezó con la película FILADELPHIA (Juicio laboral por discriminación), aunado a labores informáticas en el (dizque) "Palacio de Justicia" confirmaron mi hipótesis, hoy más que teoría: 
"Juicio por Jurados instituto democrático que hace grandes naciones".
Cambio de estrategia hasta hacerlo realidad: De la investigación a la acción.

Hacia una Justicia democrática en Latinoamérica

                                                        ¡ ATENCIÓN ! 
Es de advertir que, el Auto-golpe Venezolano es resultado del mal concebido sistema democrático existente en toda Latinoamérica, lo cual ha permitido que el –pseudo- Poder Judicial quien NO es elegido por el pueblo (allanado siempre al ejecutivo), tenga la osadía de cerrar al Congreso el cual SI nace del poder popular (voto); Perú ya lo ha vivido (5/Abr/92 ), puede volver a suceder. 

Para evitar tales exabruptos, urge democratizar los sistemas de Justicia de Latinoamérica con lo cual migraremos de, la Democracia Representativa hacia la Democracia Participativa Directa: "PROYECTO JURADOS".

Coloquio en Lima

Democracia Participativa Directa:
Solución a nuestros graves problemas como Nación.

Coloquio en Lima - Perú
Invitación especial del Dr. Hugo Salinas
Día y hora : MIércoles 22 de Marzo, 6:30 pm
Lugar        : Casa Museo José Carlos Mariátegui
Dirección  : Jr. Washington 1946 - Cercado  de Lima
Referencia: A 1/2 cuadra de la Av. 28 de Julio.
Informes   :  979-949851 (Chiclayo)
E- mail      :  projurados@hotmail.com

 Ingreso libre.

Exposición ESFORPA: Reforma de la Justicia.













http://humanismus-peru.blogspot.pe/2017/03/en-chiclayo-exitoso-seminario-sistema.html?spref=fb

Agenda 2017

Agendando PROYECTO JURADOS 2017 

"Justicia con sentido común en manos de los ciudadanos"

Conferencias, exposiciones, debates, entrevistas, etc. 
Convocatoria y coordinaciones de provincias a nuestro correo: projurados@hotmail.com  o a nuestro "inbox" del Facebook: https://www.facebook.com/ivan.fernandezpaz
Saludos.
Iván G. Fernández Paz